¿Cómo evitar fraudes en tu tarjeta de crédito?

En esta pandemia los fraudes financieros virtuales que implican el uso de una tarjeta de crédito incrementaron más de un 25%, debido a que los consumidores utilizaron en mayor medida sus tarjetas.

Fraudes con tarjetas de crédito

Vigilar los movimientos en tus cuentas de crédito es el primer paso para evitar fraudes

Los mejores tips para evitar fraudes en tu tarjeta de crédito

En esta pandemia los fraudes financieros virtuales que implican el uso de una tarjeta de crédito incrementaron más de un 25%, debido a que los consumidores utilizaron en mayor medida sus tarjetas por las medidas de distanciamiento social.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), aproximadamente el 72% de los posibles fraudes a las tarjetas de crédito tienen origen en transacciones realizadas en Terminales de Punto de Venta (TPV) y al menos un 26% tienen que ver con operaciones realizadas por internet o compras por teléfono.

Sin embargo, con las precauciones necesarias, cualquier actividad en la que utilices tu la tarjeta de crédito puede ser muy segura si tomamos en cuenta los consejos más efectivos para evitar fraudes en tu tarjeta de crédito, como los siguientes:

No pierdas de vista tu tarjeta al pagar

Cuando acudas a un comercio o un restaurante, siempre solicita que te lleven la TPV al momento de pagar. Tampoco pierdas de vista tu tarjeta cuando firmes algún voucher. Además, guarda el comprobante por si llegas a detectar alguna anomalía en tu tarjeta. Asimismo, no permitas que nadie te ayude a realizar algún tipo de pago ni recibas ayuda en el cajero automático.

Limita los deslizamientos de tu tarjeta en la TPV

A veces que una persona deslice más de una vez tu tarjeta por la terminal de pago, puede deberse a un intento de fraude, por eso solo permite que máximo la deslicen dos veces y verifica que la terminal marque “rechazada” o “sistema fuera de línea”. En estos casos se recomienda que pidas comprobante impreso para alguna aclaración posterior.

Cancela el cargo si es necesario

Si existe algún error en una transacción con terminal, es necesario que canceles el cargo a través de la terminal electrónica.

Lleva contigo los teléfonos de tu banco

Ten siempre a la mano los teléfonos de emergencia de tu banco, entre más pronto reportes cualquier anomalía mejor, pues en caso de clonación o robo de identidad, impedirás que se sigan realizando delitos con tu tarjeta.

Revisa los movimientos y proveedores en tus resúmenes de la tarjeta

Se considera que entre los fraudes más frecuentes están los cargos que se aplican sobre el total de alguna transacción que sí realizaste, por ejemplo, una propina “adulterada” en un restaurante o un monto falso de reembolso en efectivo. Además, mantente atento de los cargos que no reconoces de proveedores de servicios que utilizas con regularidad y que están vinculados a tu tarjeta como Netflix y Uber, ya que muchas veces mediante pequeños cargos adicionales a tu tarjeta de estos servicios, es por donde los defraudadores obtienen dinero.

No des información de tu tarjeta

Se ha vuelto muy común que los delincuentes hagan llamadas simulando que son trabajadores de tu banco para pedirte datos o confirmar el número de tu tarjeta, tu nombre o tu NIP, ¡cuidado! Por ningún motivo compartas o confirmes la información, pues un banco nunca te los pedirá por esta vía. Tampoco lo hará por otros canales como el correo electrónico.

Destruye tus comprobantes de cuenta cuando ya no te sirvan

No tires a la basura y sin romper tus comprobantes de cuentas, tickets o recibos donde tengas algún dato bancario o de tus tarjetas, parece increíble pero los amantes de lo ajeno son capaces de fisgonear hasta en tu basura.

Asegurate de comprar en línea en sitios seguros

Al visitar una tienda en línea o cualquier sitio donde vayas a introducir los datos de tu tarjeta, verifica que tenga una URL con hipertexto https y el ícono de un candado cerrado. Así como también información de su domicilio físico, razón social, números telefónicos y sellos de confianza de alguna institución. Solo utiliza sitios con conexión segura y no olvides investigar sobre la reputación de la página en las redes sociales y reseñas de google.

Conserva tus comprobantes de compra

Podría ser molesto acumular papeles de este tipo, pero es necesario que encuentres un lugar para guardarlos durante cierto tiempo, pues es una manera de tener control de los gastos reales que haces con tu tarjeta de crédito y en caso de algún cargo no reconocido estos te servirán para comprobar los cargos no reconocidos

Compara en sitios seguros por internet

Los comparadores online gratuitos facilitan encontrar productos o servicios al mejor precio y con los mejores beneficios, muchos de éstos nos ayudan a contactar a los proveedores directamente para concretar una compra o nos permiten contratar 100% en línea; sin embargo, como cualquier otro sitio web donde ingreses datos personales y bancarios, debes asegurarte de que se trata de un sitio seguro con los tips que ya te compartimos anteriormente. Sitios seguros de comparación  son los simuladores del comparador online Rastreator.

Ahora que conoces los mejores consejos para cuidar de tu tarjeta de crédito ¡estás preparado para realizar compras seguras!

4.6/5 - (14 votos)